Los humanos formamos parte de una Conciencia Universal. La Conciencia Universal está concebida en todo: la Tierra, el Universo, las estrellas, los planetas, la materia, los animales; absolutamente en todo lo que existe. Asimismo, nosotros somos una conciencia individual que forma parte de la universal.

 

¿Cómo funciona?

La Conciencia Universal se desdobla con el fin de conocerse a si misma y obtener una visión objetiva de todo lo que la compone. Nosotros y todo lo que existe somos ese desdoblamiento en el que nos toca jugar un rol con el fin del autoconocimiento, expansión y evolución del Todo.

La física cuántica y los experimentos científicos más recientes han evolucionado de tal manera, que por fin empezamos  a entender racionalmente lo que antes tenía un sentido puramente espiritual y místico. 

 

 

 

Según varios de los experimentos científicos actuales, que estaré posteando posteriormente en este sitio, la realidad que percibimos es una proyección: literalmente, una realidad virtual. Cada uno de nosotros, junto con la Conciencia Universal y colectiva, somos los cocreadores de lo que vemos, oímos, escuchamos, olemos y vivimos. La Mente Maestra y lo que hay detrás de esta realidad son conceptos aún muy complejos y misteriosos para la mente humana.

Dicho esto, los seres humanos estamos intrínsecamente unidos a un "Todo", por lo que cualquier cambio en las vibraciones y frecuencias externas nos afecta directa o indirectamente, dado que estamos vinculados al resto del Universo a través de partículas, circuitos, patrones geométricos y campos electromagnéticos. La Red Universal es todo menos un "vacío", como alguna vez los científicos creían.  

 

Puede parecernos un misterio el cómo es que la astrología puede tener efectos tan predecibles y comprobables sobre nuestro comportamiento y sobre nuestra psique, pero lo cierto es que funciona, y esto lo sabemos gracias  a miles de años de estudio y documentación de los efectos de los tránsitos planetarios sobre las personas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anteriormente, la astronomía y la astrología se estudiaban como una misma materia, y estoy hablando de no hace mucho, siglo XVIII. Con el tiempo, así como hubo una separación entre la ciencia y la espiritualidad, la hubo entre la astrología y la astronomía. Esto a raíz de que ni la espiritualidad ni la astrología podían tener una medición exacta. 

 

¿Por qué no se puede medir la astrología con exactitud? Simplemente porque somos seres complejos con conciencia y voluntad. ¿Qué sí puede hacer la astrología? Mostrarnos patrones de afectación internos y externos de acuerdo a los puntos matemáticos que cubren los planetas en determinado momento. Lo que hacemos con la charola de posibilidades que se nos presenta, ya es cosa nuestra. Lo que hace una carta astral (natal) es revelar las condiciones sobre las cuales se va a caminar durante la vida, así como los recursos con los que contamos y los obstáculos o lecciones que necesitamos superar con el fin de llegar a una evolución personal. 

Si vemos la vida como una escuela, sabremos que hay materias que nos cuestan más trabajo que otras, pero son estas las que nos hacen sentirnos más orgullosos y las que nos hacen evolucionar toda vez que las dominamos.

 

Una gran ventaja de conocer y entender nuestra carta natal, es que podemos ver desde fuera cómo es que funciona nuestra psique. Podemos tener una idea más clara de nuestros patrones positivos y negativos, lo que nos da la pauta para poder realizar un trabajo interno con el fin de dar saltos cuánticos en nuestra evolución, y así cocrear la mejor versión de nosotros mismos y de nuestra realidad. También podemos ver en la carta cuál es nuestro principal propósito en esta vida, a qué venimos.

 

La reafirmación de  elementos conocidos o no conocidos de nosotros mismos es de suma importancia para la autorrealización. Los cambios se inician por la observación y concientización de un determinado punto en nuestro comportamiento y percepción, de ahí en adelante nos queda solo la mitad del camino por recorrer si decidimos hacer algo al respecto. En ocasiones con la pura observación se genera un cambio inmediato. 

 

Los invito a que conozcan más de ustedes mismos a través de la astrología, es fascinante y nos aclara aspectos que muchas veces necesitan una confirmación externa para poder abrazarlo como nuestro.

Por: Veronica Maldonado

tierra

La astrología y su efecto en nosotros

  • Facebook

 

La astrología observa el efecto que tienen sobre nosotros tránsitos y ciclos planetarios en el transcurso del tiempo. Al momento de nacer, salir del útero y dar el primer respiro, los planetas se encuentran en determinado punto matemático del cielo. Desde el lugar que ocupamos en la tierra, tomamos foto de ese momento, y es lo que llamamos la carta natal. Esta es un mapeo subjetivo de nuestra vida, digo subjetivo porque es el cielo visto desde donde nosotros estamos, y es nuestra vida desde donde nosotros la percibimos. Nadie vive la vida por nosotros y nadie más sabe qué sentimos ni cómo lo vemos y vivimos.  La carta natal es tan íntima y personal como nuestra psique. 

moléculas Bio